La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia Nº 3057 del 14.12.2004, caso: Seguros Altamira, C.A., estableció que “la reiteración y la uniformidad constituyen exigencias cardinales para la determinación de la existencia de un criterio jurisprudencial, no obstante, las mismas no son absolutas ya que, algunas veces, la jurisprudencia es vacilante y no se consolida”.


El legislador patrio, estableció en el artículo 321 del Código de procedimiento Civil que: «Los jueces de instancia procurarán acoger la doctrina de casación establecida en casos análogos, para defender la integridad de la legislación y la uniformidad de la jurisprudencia».
Si el juez se aparta en su decisión de la doctrina de casación o de la doctrina vinculante de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, incurre en violación de derechos y de normas y principios jurídicos fundamentales como el derecho a la defensa, a la tutela judicial efectiva, a la igualdad, confianza legítima y seguridad jurídica, ya que sorprende al justiciable al darle a su caso una solución distinta, a pesar de que el mismo resulta ser semejante o análogo a otros previamente decididos por el
más alto Tribunal de la República.


En tal caso, podría resultar viable el ejercicio del recurso extraordinario de casación, el amparo constitucional y la revisión de sentencias, de allí que el conocimiento de los criterios jurisprudenciales sea de trascendental relevancia.


En MODUCAST somos conocedores de los criterios jurisprudenciales de las distintas Salas del Tribunal Supremo de Justicia, por lo que ofrecemos un servicio de búsqueda de jurisprudencia exhaustivo e integral que le servirá de apoyo para fundamentar mejor o con mayor propiedad los escritos que tenga que presentar ante los tribunales, y otros órganos y entes públicos; y a los estudiantes de derecho, sus trabajos de investigación, todo ello en un tiempo prudencial y por un costo razonable.

Continúe aquí